Nuestra propia versión

Acabo de leer una nota impresionante en el bello y nutrido blog de Oriol Serra Nadal. En Portugal fabrican una cosa que llaman "Licor de Merda" y creo que no se trata de un eufemismo.

Yo le dejé un post a Oriol que reproduzco aquí:

Una vez, aturdidos por el calor y la caminata, mi esposo y yo nos sentamos en un equívoco café que funcionaba en La Previsora. Tardamos un buen rato en darnos cuenta de que era un lugar "de ambiente".

Como estaba verdaderamente agotada y hambrienta y como parecía un lugar interesante, le dije a mi esposo que pidiéramos la carta y viviéramos esa aventura del heterosexual nadando en aguas ambiguas.

Me sorprendió mucho, tanto el chico delgado y pispireto con piercings en cualquier lugar del cuerpo y peinado-retro-ochentoso-color-rubio-cenizo-número-61, como la carta.

Entre otras finuras nos sugerían probar una bebida llamada "Guaire".
Yo, que soy gobernada por mi nariz, hice un ademán de asco. Mi esposo, envalentonado por la aventura, pidió el susodicho brebaje.

Una sosa mezcla de cítricos y papelón que
asemejaba el color de nuestro pobre río caraqueño nos fué traída con entusiasmo. El chico dijo con su voz de tenorino "usted es valiente, señor... casi nadie pide el Guaire" .

El lugar cerró; quien sabe si por la delincuencia que azota desde hace tanto a nuestra arteria aorta-boulevard de Sabana Grande, quien sabe si porque la propuesta era demasiado atrevida. El caso es que creo que en algún momento de finales de la década de los 90, un grupo de chicos, reivindicando su condición sexual y dándole alas a su creatividad, crearon nuestra propia versión del "Licor de Merda"
Imagen

2 probaron y opinaron:

Mil Orillas dijo...

¿Y estaba rico?
¿Qué sitio era ese?
Ay! !cómo me gustaba Sabana Grande en los ochenta!

besos

Karina dijo...

Un café fugaz en ese patiecito que tiene La Previsora. Tenía un sabor más bien soso:, naranjita, un poquito de limón y papelón. Pero lo que impresionaba era el color idéntico a las aguas del Guaire.