Entrevista a un huevito de codorniz


·       ¿Alguna vez le han hecho bromas por su tamaño?
Ya empezamos mal, accedí a dar esta entrevista con la explícita exigencia de que no mencionaran mi tamaño ni me bañaran con salsa rosada.

·       Disculpe usted. Déjeme reformular la pregunta. ¿Cree usted que el perfume caro viene en frasco chiquito?
Por supuesto, la mejor comida es la de un bocado. Cualquier persona, incluidos niños, puede engullirme sin parecer un lambucio con la boca llena. Soy el minimalismo hecho huevo

·      Mucha gente lo asocia a usted sólo con arepas trasnochadas o con la salsa rosada (disculpe, es necesario hablar de este tema), parece que lo han relegado a estos espacios de la cocina popular impidiéndole la entrada a la gran cocina, ¿está de acuerdo conmigo?
Esa es una pregunta difícil de contestar. En Venezuela soy un acompañante de la arepa y la salsa rosada, pero en Japón soy un bocado de lujo. No necesito decoración, tengo un sabor mucho más delicado que el huevo de gallina, me cocino más rápido y me digieren mucho mejor que otros alimentos. Creo que los venezolanos no saben sacarme provecho. En algunas civilizaciones me consideran sagrado.

·       ¿En cuáles?
Civilizaciones antiguas que no estaban obsesionadas con el tamaño

·       Pasemos a otro tema. Usted tiene un aspecto bastante colorido, lleno de manchas ¿no se deberá a ésto, una especie de racismo huevérico, su poca presencia en la alta cocina venezolana?
Lo dudo, en Venezuela los huevos blancos de gallina no son populares, los venezolanos prefieren huevos morenos. A propósito, no son manchas, son pecas.

·       Disculpe de nuevo. ¿Sus pecas se deben al sol?
En absoluto, es una marca de linaje real. Los huevitos de codorniz descendemos de emperadores, huevos que dominaron al mundo con su poder y grandeza…

·       En sentido figurado…
No, en sentido literal, cada huevo de codorniz nació para grandes cosas

·       ¿Qué es lo que más difícil de ser un huevito de codorniz?
Entre otras cosas, el diminutivo. No soy un “huevito”. Los trasnochos también son duros, siempre debo estar preparado entre la media noche y el amanecer, en las fiestas y las areperas, es agotador. Me molesta también ese matrimonio obligado con la salsa rosada (que aquí entre nos, también está harta de que la viertan sobre mí sin miramientos, ella sueña con otras cosas, perfumes de especias, aromas de hierbas, en fin…)

·       Le prometo entrevistar a la salsa rosada…
Pero entreviste a la original, a la casera, ni se le ocurra hablar con la que está hecha con mayonesa light industrial

·       ¿Por qué?
Porque sus respuestas son muy superficiales… No voy a darle más detalles

·       Esta entrevista está llegando a su fin, ¿cuáles son sus planes para el futuro?
Tengo planes de expansión. Invadiré el segmento juvenil, voy a hacer una alianza con Cocacola y Justin Bieber, no puedo adelantar más, pero será un éxito.

3 probaron y opinaron:

Naiffer Alberto Olivares Alonzo dijo...

Jajaja... Me encanto...

Ana M dijo...

Jamas volvere a ver un Sr Huevo de Cordorniz de la misma manera!!!!

Mitchele Vidal dijo...

Jejejeje, esta entrevista está demasiado buena. Te pasaste =)

Un beso,