El back stage de un taller de cocina



Bueno... Mañana, a las nueve de la mañana, en Cocinart, comenzamos el Taller de Cocina Mediterránea. Prepararlo ha sido un ejercicio intelectual que tenía tiempo sin hacer (aquello de elegir las recetas, redactarlas, hablar un poco de la historia de cada una o de los datos curiosos de sus ingredientes).

Hoy "descubrí" al Mercado de Chacao. Mis compras cocineriles siempre las había hecho en el Mercado Guaicaipuro porque me encanta el lugar, pero esta vez decidí quedarme más cerca de mi casa y visitar ese lugar que me sorprendió, muy limpio, muy organizado y muy bien surtido. Conseguí dos rarezas: en uno de los puestos de especias encontré flores de lavanda (las cuales compré y modificaré una de las recetas para usarlas) y en un puesto que se llama "Frutas del Jarillo" conseguí unas mini guayabitas rojas dulces y ácidas y que con total descaro usaré en uno de los postres.

La nota negativa: recorrí varios sitios buscando leche y crema de leche... Sólo conseguí crema de leche importada a Bs 22.000 el litro.

Dar clases es una de las cosas que más disfruto en la vida. Creo que me conecta con una parte de mí que siempre se asombra, que le encanta descubrir la sabiduría en los demás y que le emociona compartir la pasión por la cocina. La verdad, cada vez que doy una clase, quien aprende más soy yo.
Mañana les cuento...

2 probaron y opinaron:

MEI YI dijo...

A los que no estuvieron les cuento que todo estuvo MUY sabroso y saboroso!!!
También fue muy rico volver a recibir "clases" de esta estupenda maestra... pero lo mejor de todo, la que se ganó el premio mayor:

La Panna Cotta de Lavanda... :PPPPP

PD: Yo QUIERO FOTOS!!!!

Karina dijo...

Mei querida, fué una delicia cocinar contigo de nuevo. Gracias!